...Vigilante...

En la noche oscura hasta que el sol se levante.



Hijos de Caín

Ficha de Personajes de ''Hijos de Caín''

Hijos de Caín

Pinchando en el siguiente enlace podéis acceder al nuevo blog en el que se van poniendo semanalmente cada uno de los capítulos de la historia.

Además de modificarse debida y correlativamente cada una de las fichas pertenecientes a los personajes de la historia.

Espero que disfrutéis y os animéis con ella...


Gracias a todos.

=^.^=

8 nov. 2012

Princess of the night


Le dio igual aquella noche, pensaba salir se pusiera el tiempo como quisiera ponerse, no le importaba, pensaba que su pequeño barco y su pequeña vela peores tempestades habían sido capaces de torear... y no le importaba nada que sus cabellos rizados y cobrizos se empañaran con las gotas de lluvia.

Salió a caminar de nuevo por su bosque, buscaba su lago, a pesar del temporal, ella solo quería alcanzar aquel claro, en el que sentada a la orilla pudiera esperar a que la pequeña escarcha del rocío de la mañana, se enamorara de su pelo y jugara con él.

Descalza salió aquella madrugada, la niña que portaba en sus ojos, el brillo de la esmeralda... sin más atadura que el leve ropaje pegado a su piel y un lirio marchito, bien pegado a su pecho, sujeto con sus manos, como si sólo le fuera la vida en guarecerlo a él.
Hace tiempo que no le molestaba nada, ni frío, ni calor, ni tormenta ni granizada. Hacía tiempo que había dejado hasta de notar sus pies doloridos al pasar por las arenas, las piedras y las raíces del que había convertido su hogar.

Inconscientemente anduvo más deprisa cuando el gorgoteo del agua le llegó a los oídos y no paró de caminar hasta que la orilla del lago bañó sus pies y el bajo de su vestido.

Allí se sentó, la princesa de la noche con sus mejillas sonrosadas. Allí mismo dejó ir su lirio por las aguas, que no sabía si al llegar al final se derramaría por la pendiente o seguiría su curso sin que nada lo detuviese.

Su amiga Selene, con su voz de plata le dio las buenas noches a pesar del manto blanco que comenzaba a cubrir los árboles más altos y cercanos.

La luna la miró con tristeza, ojalá pudiera acunarla para que su alma dejara de llorar todo lo que no habían llorado sus ojos... y más, mucho más.


Porque ella no hablaba, ella había aprendido a ser como un felino, silenciosa, hábil para evitar ser vista y un poquito al principio recelosa cuando se le acercaban.

Las Nubes ayudaban a Luna a llorar y cuanto más fuerte era la lluvia y más nieve caía del cielo, más intenso era aquel sentimiento de desconsuelo que sentía Luna.

Porque la luna quería llorar con ella pero solo podía intentar hacer sus noches más llevaderas desde arriba en el cielo, mostrándole su confianza y su sonrisa siempre eterna y abierta a todos los secretos que guardaba bajo llave dentro, muy dentro de su alma y que su corazón, intentaba por todos los medios no recordar.

Porque ¿... Sabéis? El corazón tiene mente, aunque a veces no la escuche, ni le haga caso, ni siquiera la deje de hablar y la acalle sutilmente mientras come sus miguitas de pan, en silencio, eternamente en silencio y con la más dichosa, feliz y sincera de las sonrisas...pero es capaz de recordar, quizás no las frases exactas, quizás ni siquiera .una palabra certera, pero todas aquellas miradas en silencio que decían todo lo que se pudiera llevar el viento convertido en palabras... esas, las atesoraba llenando el hueco ronco, resquebrajado y roto de cada uno de sus rincones.




Y a nuestra princesa le encantaba llorar los días de lluvia, al lado de su lago y con su amiga Luna y las Nubes de testigos confidentes. Porque sus lágrimas eran encubiertas y difíciles de hacer ver entre tanta lluvia.

La muchacha se rindió ante el frío, dejó caer su espalda y se entregó al olvido.

La muchacha no quiso saber nada más de aquel mundo mugriento y mísero. Aunque hubiera aprendido hace mil batallas que lo suyo no eran los zapatos de cristal ni las coronas de oro. Ella prefería su yelmo y escudo para pelear aunque tuviera que echar sal para que cicatrizara antes en cada una de sus heridas, aunque estas se abrieran más bajo cada pisada de sus pies desnudos.

Ella había aprendido hace tanto tiempo que sus palabras ni su voz no llegaba a nadie y allí de sus ojos emanaba aquel manantial de agua dulce, donde cada lágrima era una palabra que se le habían quedado atravesadas en la traquea.


Pero aquella noche, fue diferente, aquella última madrugada, no lloró tanto, no lloró lo suficiente...

Y las palabras se le agolparon tanto y tanto en la garganta que acabaron con su suerte. Las palabras la asfixiaron, la acallaron para siempre...





Sólo ella sabe, que ahora, ríe eternamente y que aquella estrella que se ve tan al lado de la luna, son sus ojos que vivirán para siempre, columpiándose en la media luna de su amiga Selene.

2 Susurros Lunáticos:

Jana la de la niebla dijo...

Joder, nena, qué bonito y qué trágico, y cómo comprendo a la muchacha, qué bien se debe estar al lado de la luna, qué cansada estaría de batallas sin sentido.
Es una entrada muy poética, muy bella, fina, sobre todo, como te digo, poética completamente. Puedo ver a la muchacha con su fino vestido, junto a una laguna, dejando caer el lirio marchito... lo describes tan nítidamente que se ve, pèqueña gatita.
Recibí tu correo, todavía no te he contestado, ya lo sé, con esto de la dieta estoy más flojita... pobre de mí.
Ronroneítos suaves para mi gatita negra.

Dawa dijo...

* Jana de la niebla; Mira peque, por fin he podido ponerle una imagencita bastante decente a esta entrada *.*

Me alegro muchísimo que te haya gustado este relatillo. La verdad es que no sé ni siquiera por qué lo escribí es de estas veces que no sé si te ha pasado, que te metes ahí como en una especie de burbuja en el que el exterior no tiene nada que ver contigo y te lías, te lías y mira tú lo que sale xDD.
Es cierto, es trágico... muy trágico diría yo, pero es que me salió así... y además yo también la entiendo a la princesa de la noche.


Ainsss ya te doy yo fuerza y voluntad mental pequeñajaaaa, verás como puedes, si t´puedes con lo que te echen preciosa!

¡Muuuuuuuuuuuuuuackssss! para mí gatita blanca *.*

Publicar un comentario

:a   :b   :c   :d   :e   :f   :g   :h   :i   :j   :k   :l   :m   :n   :o   :p   :q   :r   :s   :t